Jamaica ofrece a los viajeros una escapada encantada para Halloween

Los viajeros que busquen una escapada que les ponga los pelos de punta y les haga morderse las uñas pueden dirigirse a Jamaica para cumplir sus deseos paranormales a tiempo para Halloween. La vibrante cultura y rica historia de la isla han inspirado fascinantes y emocionantes historias de fantasmas — auténticas joyas para una escapada encantada. Cada vez esta festividad es más popular en todo el mundo, y miles de latinoamericanos se aprestan para celebrarla con fiestas, disfraces… y vacaciones!

“Jamaica es el destino perfecto para los viajeros que busquen leyendas e historias paranormales,” declaró John Lynch, Director de Turismo de Jamaica. “Las fascinantes historias que emanan de la historia y cultura de la isla son material perfecto para una intrigante e inolvidable escapada para los viajeros que busquen este tipo de experiencia.”

La fiesta de Halloween (también conocida como Noche de Brujas o Noche de Difuntos,) es de origen celta, y se celebra principalmente en los Estados Unidos, Canadá, Irlanda, el Reino Unido y en países no anglosajones como México y Colombia en la noche del 31 de octubre. El día se asocia a menudo con los colores naranja, negro y morado y las actividades típicas de Halloween son el famoso “dulce o truco” y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura historias de miedo y el visionado películas de terror.

A continuación, algunas de las casonas encantadas y lugares que han dado pie a impactantes leyendas:

Rose Hall Great House, Montego Bay
Los amantes de la historia pueden deleitarse con las escandalosas historias que tuvieron lugar detrás de los muros de la hacienda Rose Hall en Montego Bay. En este popular atractivo turístico, los visitantes pueden recorrer la magnífica casona y escuchar las aterradoras historias de la bruja blanca, Annie Palmer, quien asesinó a muchos de sus esclavos y a sus tres esposos. Aunque Annie murió en 1831, se dice que su espíritu aun vaga por esta mansión de 200 años de antigüedad.

Martha Brae, Montego Bay
Antes de volverse un atractivo turístico muy conocido y transportar a los visitantes por el río en balsas de bambú, el Martha Brae era conocido por los locales por su escalofriante leyenda. Hace siglos, en su búsqueda de oro, los españoles capturaron a una indígena taína y la obligaron a revelar la ubicación de una mina de oro. Fingiendo, la bruja los llevó a la mina, pero recurrió a sus poderes para cambiar el curso del río. El cambio repentino de la corriente hizo que la bruja y los españoles se ahogaran, y cerró la entrada de la mina para siempre.

La ternera rodante
Este legendario monstruo de aspecto parecido a una ternera, conocido por sus ojos rojos y las cadenas que arrastra, va rodando sobre su costado por toda la provincia jamaiquina de noche. Se dice que si un hombre es demasiado malo para ir al cielo, pero no lo suficiente como para ir al infierno, se convierte en una ternera rodante, pero sólo aquellos capaces de ver a los fantasmas lograrán ver a este aterrador espíritu (o duppy, como se les llama en Jamaica).

Hacienda Greenwood, Montego Bay
Construida en el siglo XIX, esta mansión con una historia siniestra fue propiedad de la familia de la poeta inglesa Elizabeth Barrett Browning. Se dice que la casa está habitada por el fantasma de la Dama de gris, quien fuera la esposa del propietario original y se exhibe una fotografía de una aparición suya flotando detrás de su esposo para los visitantes. Dentro de la casa las cámaras a veces dejan de funcionar y una vez fuera, vuelven a funcionar de manera normal.

River Mumma / Mermaid
A esta isla nunca le faltan creaturas místicas que espanten en los ríos. Se dice que se aparece una sirena a mediodía, peinándose el cabello sobre una piedra a mitad del río, y cualquiera que la ve cae en un trance y es arrastrado a las profundidades del río. Una historia similar es la de la mesa dorada, que se dice que emerge del agua a mediodía y atraer a la gente, que trata de sacarla del río, tan solo para encontrarse arrastrados a las oscuras y profundas aguas.

Con una longitud de 146 millas (234 kms), picos montañosos de hasta 7.402 pies (2.256 metros), más de 120 ríos, impactantes cascadas y playas de arena blanca, Jamaica es un destino de vacaciones para todo el año. El hospedaje en Jamaica va desde resorts de lujo hasta encantadoras cabañas y posadas, todas enfocadas en un servicio de primera y cuenta con restaurants para todos los gustos y presupuestos. Entre las muy diversas actividades que se pueden realizar en la  isla, se incluyen senderismo en las Montañas Azules, observación de aves, golf de campeonato, festivales galardonados, grutas en Cockpit Country, tirolesa, paseos a caballo, clavados desde acantilados, bobsledding de bosque, pesca mar adentro, recorridos en bicicletas, trineos de perros, encuentros con delfines y tiburones, campos de golf de primera clase, compras libres de impuestos y mucho más.

Mansión de Rose Hall

Habitación de Annie Palmer, Mansión de Rose Hall

Hacienda Greenwood

Río Martha Brae

Escribe un comentario