Descubra la Costa Sur de Jamaica

jamaica-costa-sur-01

Famosa por sus encantos del Viejo Mundo, recónditas playas y seductores paisajes poco frecuentados, la Costa Sur de Jamaica es un verdadero cofre del tesoro de la cultura del Caribe por excelencia. La región está repleta de pintorescos pueblos de pescadores y elaborada arquitectura georgiana. El lugar es conocido tanto por su gente amable, como por su prístina e impoluta belleza natural, lo que se complementa con su rica biodiversidad, deliciosa comida e históricas plantaciones, haciendo de la costa sur de Jamaica, un destino imperdible para cualquier escapada.

“Con una costa accidentada, ondulantes colinas, humedales selváticos, y arquitectura colonial, la Costa Sur de Jamaica es intrigantemente diversa”, dijo Paul Pennicook, Director de Turismo de Jamaica. “Su belleza intacta, la calidez de su gente y frondosa vegetación la han convertido en uno de los lugares preferidos para el ecoturismo y explorar el patrimonio de Jamaica. Relativamente virgen y natural, la zona es verdaderamente el secreto mejor guardado de Jamaica, un lugar ideal para los visitantes que buscan un ambiente tranquilo y relajado”.

Con sus calas y bahías, la mezcla de tramos de arena blanca y oscura, entrantes rocosos, enclaves de pescadores y apartados lugares para el nado, las costas de la región prometen todo un abanico de posibilidades.

jamaica-costa-sur-05

QUÉ VER:

Treasure Beach: Con un tramo de seis kilómetros de arena de color negro y coral, calas privadas y rocosas costas, Treasure Beach es un lugar de descanso inexplorado, rebosante de la  vibrante cultura local de la Costa Sur y su gente. Gracias a haber mantenido su encanto como un modesto pueblo de pescadores, los visitantes pueden esperar una experiencia verdaderamente auténtica.

Cataratas YS: Catalogadas por muchos como una de las más bellas atracciones naturales de Jamaica, las Cataratas YS son una serie de ocho cascadas entre acantilados de piedra caliza, rodeadas de campos verdes. Los huéspedes pueden disfrutar de las majestuosas cataratas y el paisaje verde mientras se relajan en una de las pozas de agua del lugar. Los viajeros aventureros pueden incluso apreciar la vista desde arriba en un tour de canopy en la zona.

Río Negro: El pueblo de Río Negro, situado en la desembocadura de un río con el mismo nombre, fue una vez un bullicioso puerto de embarque y una de las ciudades más grandes del Caribe del siglo XIX. Fue la primera ciudad de la isla que recibió electricidad. Ahora, como recuerdo de esa época, la arquitectura georgiana y victoriana de Río Negro y ostentosas muestras de la riqueza colonial hacen que una visita a este lugar se sienta como un regreso al pasado. Los huéspedes pueden completar su estancia con un recorrido por el mayor río navegable de Jamaica. Famoso por su flora y fauna exóticas, incluyendo manglares y cocodrilos americanos, se dice que Río Negro debe su nombre a los grandes yacimientos de turba, que dan al agua su coloración negra.

jamaica-costa-sur-06

QUÉ HACER:

Jugar golf: Para un gran juego de golf, el Manchester Country Club en el Camino de Brumalia en Mandeville es una opción ideal. Construido poco después de que fue inventado el juego en Escocia, el Manchester Country Club posee el campo de golf más antiguo de Jamaica. Fundado en 1865, el campo de nueve hoyos fue el primero de la isla y el primer club de campo del Nuevo Mundo. Como el más antiguo de la región del Caribe, este club de golf ofrece el encanto del Viejo Mundo en un entorno pintoresco.

Ir de gira por una plantación: El tour de Appleton Estate Rum ofrece a los visitantes una mirada al interior del proceso de elaboración del ron. Los visitantes pueden ser testigos de la extracción del jugo de caña en una prensa accionada por un burro, tal como se hacía en el siglo XVIII. Desde allí, el recorrido lleva a los visitantes a la casa de destilería y añejamiento en donde se muestran los diferentes métodos de destilación. Los visitantes pueden luego extraer jugo de caña por sí mismos, hervir melaza de caña y probar muestras de ron blanco.

Participar en una aventura eco-marina: El tour ecológico marino de la Bahía de Bluefields se inicia desde Belmont Beach, donde la pesca ha sido una forma de vida por más de 1400 años. Este tour de dos horas comienza con la guía de un pescador, que lleva a los visitantes al Arrecife Moor parcialmente expuesto. Aquí, los huéspedes se maravillan de la gama de coral y bancos de peces multicolores. Delfines, peces voladores, tortugas gigantes y manatíes también son a menudo parte de la experiencia.

jamaica-costa-sur-03

DÓNDE COMER:

Bloomfield Great House: Visto como un destino en sí mismo, la Mansión Bloomfield ha ganado reputación por servir una excelente comida en un entorno de interés histórico cuidadosamente restaurado. El espléndido menú incluye pez espada ahumado con caviar negro y alioli de limón, pollo en costra de plátano servido con vinagreta de maracuyá, y una deliciosa versión de camarones jumbo rellenos de chile jalapeño, envuelto en tocineta y servido con salsa barbacoa.

Little Ochie: Una estructura con techo de paja sin pretensiones con vistas a la playa de arena negra de la Costa Sur de Jamaica, Little Ochie es el restaurante que complementa a la perfección la atmósfera de una escapada a la región. Especializado en pescados y mariscos frescos, sirve desde pescados hasta conchas, y es especialmente apreciado por su plato de langosta, ampliamente alabado como el mejor de Jamaica.

El Den: Uno de los favoritos de siempre en Mandeville, este restaurante está situado en un entorno centenario que una vez fue una casa de familia. Los huéspedes podrán disfrutar de su sabrosa cocina que incluye pollo al curry, brochetas de carne (con cebolla, piña y pimientos), y el auténtico pollo y cerdo al Jerk de Jamaica.

jamaica-costa-sur-04

DÓNDE QUEDARSE:

Jake’s: Situado en una caleta junto al mar en el pequeño pueblo pesquero de Treasure Beach, Jake’s mantiene la actitud sin pretensiones de la Costa Sur. Aquí, los huéspedes encuentran habitaciones sensuales y exóticas, espaciosas y peculiares, una mezcla ecléctica perfecta para una escapada romántica, un retiro espiritual o una aventura bohemia. Mejor aún, los precios de las habitaciones comienzan desde sólo US$95 por noche.

Hotel Villa Bella: Encaramado en una colina con vista panorámica a seis hectáreas de terreno, el Hotel Villa Bella personifica el encanto colonial de la Costa Sur. Por 72 dólares la noche, los huéspedes pueden disfrutar del ambiente pintoresco y refrescante tranquilidad del hotel.

Bluefields Bay Villas: Una mezcla de confort, privacidad y lujo, Bluefields Bay es un resort cinco estrellas que ofrece lo último en servicio personalizado en sus seis villas de lujo frente al mar. Los precios en este ostentoso retiro campestre varían según la temporada, comenzando desde US$ 3.882 por una estadía de cinco noches.

jamaica-costa-sur-02

CÓMO LLEGAR:

Para llegar a la Costa Sur, los visitantes pueden volar hasta el Aeropuerto Internacional Sangster en Montego Bay, que es servido desde toda América Latina por Copa Airlines, o desde los Estados Unidos por  Air Canada, American Airlines, Caribbean Airlines, Delta, JetBlue, Southwest, Spirit y  United Airlines. Desde Montego Bay, los visitantes pueden tomar un transfer de dos horas hacia la Costa Sur con un proveedor de transporte autorizado, como la Asociación Unión de Viajeros de Jamaica (JUTA) o la Cooperativa de Tours de Automóviles Limusinas de Jamaica (JACAL).

Para más información sobre viajes a Jamaica, vaya a http://www.visitjamaica.com y www.jamaicamia.com.

Escribe un comentario