Kerr, Spence y Gardner: tres héroes anónimos jamaicanos en las Olimpíadas de Roma

George Kerr ganó dos medallas de bronce en las Olimpiadas romanas
George Kerr ganó dos medallas de bronce en las Olimpiadas romanas

Luego de las proezas protagonizadas por Arthur Wint, Herb McKenley, George Rhoden y Les Laing en las Olimpíadas de Londres (1948) y Helsinki (1952), Jamaica sufrió una sequía de medallas que duró 16 años.

De Melbourne (1956) y Tokio (1964), para desilusión de sus coterráneos, los atletas jamaicanos retornaron al país con las manos vacías.

Fueron ocho largos años en los que –pese a que 1960 está oficialmente registrado como “desierto” en la historia olímpica de Jamaica- tres héroes anónimos lograron romper esa mala racha para la isla, en los Juegos Olímpicos de Roma.

La razón de tal anonimato, más que deportiva, es política: en 1958, el Imperio Británico decidió agrupar a sus colonias caribeñas en una sola entidad, denominada Federación de las Indias Occidentales. Por esta razón, a las Olimpiadas de Roma en 1960 asistieron bajo esa bandera 13 atletas de Jamaica, Barbados y Trinidad-Tobago.

De esa delegación, solo cuatro deportistas regresaron con medallas. Tres de ellos fueron jamaicanos.

El atleta olímpico Keith Gardner también hizo historia en Italia
El atleta olímpico Keith Gardner también hizo historia en Italia

Hoy pocos recuerdan que George Kerr (1937-2012), Malcolm Spence (1936) y Keith Gardner (1929-2012), acompañados del atleta de Barbados, James Wedderburn, obtuvieron la presea de bronce en el relevo 4×400, detrás de los colosos imbatibles Estados Unidos y Alemania.

Además, Kerr también alcanzó otra medalla de bronce en la gran final de los 800 metros planos, tras una dura batalla en la que lograron superarlo solo por décimas de segundo el belga Roger Moens (plata) y el neozelandés Peter Snell, quien tuvo que sudar la gota gorda y romper el récord olímpico para poder quedarse con el oro.

La Federación de las Indias Occidentales -cuya falta de respaldo popular fue evidente y absoluta- tuvo una duración efímera, pues se disolvió en 1962, tras una serie de protestas encabezadas por Kingston.

Su historia olímpica también lo fue, pero en esa única participación logró dos medallas conquistadas por cuatro héroes caribeños: uno de ellos barbadense y los otros, jamaicanos.

Escribe un comentario