Negril

En el extremo occidental de la isla, a 1 hora 10 minutos en auto desde Montego Bay, Negril es un área favorita por sus resorts, y afamada por sus bellezas naturales, con una playa de siete millas (11.2 Km) de arena blanca y condiciones ideales para la natación y el snorkeling. Acantilados bordeados de grutas se extienden hasta el viejo Faro de Negril, erigido en 1894. El entorno es apacible; el ambiente invita al descanso, y la ropa es informal y deportiva. En algunas playas  seleccionadas el uso de traje de baño es opcional.

Actividades Deportivas
Es una memorable experiencia  el recorrido a caballo  una tarde cualquiera   hasta las románticas ruinas de la Whitehall Great House. Los paseos en bote pueden llevarle a uno hasta Booby Cay, donde una rara ave de patas azules, el booby bird , se aparea. Allí se filmaron escenas de Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino, la película de Walt Disney. Campos de golf y canchas de tenis se encuentran en el Negril Hills Golf Club, al sur de la ciudad.

Para los espíritus aventureros, no faltan el kayak marino y el ciclismo de montaña, y hay excelentes facilidades para la navegación y el parasailing. Las excursiones en canoa penetran bastante en la misteriosa Negril Great Morass (la Gran Marisma), un área natural protegida donde altas palmeras forman un apacible boscaje en la Royal Palm Reserve (Reserva de Palmas Reales).  Además, el área está bien poblada de aves exóticas y de cocodrilos.

Con sus notables arrecifes coralinos y sus tranquilas y claras aguas, Negril es un paraíso para los amantes del buceo. El Centro de Scuba de Negril es uno de los más antiguos de su género en Jamaica, y sus instructores están certificados por la Asociación Profesional de Instructores de Buceo (Professional Association of Diving Instructors – PADI). También es posible la práctica de otros deportes acuáticos, sin olvidarnos de los placenteros paseos en catamarán.

Y, si de compras se trata, nadie quedará decepcionado, con un activo mercado de artesanías y grandes oportunidades para hacer compras libres del pago de impuestos.

La Magia del Atardecer
La leyenda nos cuenta que el pirata Calico Jack Rackham y sus secuaces fueron capturados cerca de la Bahía de Negril  (conocida por su historia de puerto ballenero como la Bahía Sangrienta o Bloody Bay) después de haberse embriagado con grandes dosis de ron. Pero, aparte de la leyenda, uno de los mayores atractivos del lugar es el fuego de los colores naranja y púrpura que se aprecian con la puesta del sol, hasta el punto de que el atardecer resulta, diariamente, motivo de celebración. Los cruceros que pueden tomarse a esa hora del día suelen anclar en diversos lugares, ideales para recrear la vista con este regalo de la naturaleza.

El Rick’s Café es uno de los sitios predilectos. Sus espectáculos, previos al atardecer, incluyen proezas por atletas clavadistas locales que se lanzan desde un acantilado, a 30 pies (9metros) de altura, situado junto a este vibrante local. Rick’s también ofrece cenas al aire libre (cocina jamaiquina e internacional). Otros restaurantes del área son el Hungry Lion (menú jamaiquino vegetariano), el Cosmos (especialidad en mariscos), y el Sweet Spice (cocina jamaiquina tradicional).

Negril también tiene uno de los más palpitantes ambientes musicales de Jamaica. Sus numerosas opciones incluyen parrilladas (barbecues) en la playa, amenizadas con la música festiva del calipso; oportunidades de bailar la noche entera en Jamaica Tamboo, Bourbon Beach, Alfred’s Ocean Palace y otros clubes locales..

Excursiones Cortas
Esta zona de la isla tiene renombre por su notable arquitectura, con excelentes ejemplos de casas de estilo georgiano. En el camino de Negril a Montego Bay, la población de Lucea es un punto que invita a hacer escala. Sede de la pequeña Parroquia de Hanover, fue uno de los más antiguos asentamientos en la isla, y conserva lugares como Fort Charlotte, fortaleza británica construida en 1756, y una torre con un reloj del siglo XIX , reminiscente del ejército prusiano, que aún sigue dando la hora puntualmente, y del cual continúa a cargo  la misma familia que lo ha atendido por más de 100 años.

Yendo en la dirección opuesta, la costa suroeste nos atrae con la sosegada Savanna-La-Mar, la planicie sobre el mar, que es un puerto desde el cual se ha exportado  azúcar por  más de dos siglos. Y, un poco más tierra adentro, el nacimiento del Roaring River, cerca del antiguo poblado azucarero de Frome, se esconde en una cueva, en la ladera de un acantilado, más allá de la cual se encuentra una bellísima piscina natural conocida como Blue Hole (el Agujero Azul).

Hospedajes
Ninguno de los hoteles de Negril tiene una altura mayor que la de una palmera promedio. Esto es resultado de los esfuerzos locales para limitar los excesos del desarrollo urbano y proteger los recursos naturales, incluyendo los espectaculares arrecifes cercanos al litoral. Además, muchos de los hoteles se han construido ex profeso en sitios desde los cuales se puede disfrutar al máximo la gloria de los atardeceres.

Escribe un comentario